Bournout Parental ¿Existe?

No todo cansancio es “burnout”

Estar cansad@ y pasado de vueltas en los quehaceres como padres es muy común, aunque sea políticamente incorrecto decirlo y poco instagrameable contarlo.

Según un estudio realizado por la revista Frontiers in Psychology, sobre 2 mil familias, el 13% de los padres manifestaron estar exhaustos y agotados emocionalmente por la educación de sus hijos.

Pero hay un momento donde este agobio va mucho más allá y es cuando se deben prender las alarmas y pedir ayuda.

Tres “síntomas”del burnout parental

1 – Sentirse extremadamente desalentado, emocional y físicamente, en el papel de padre o madre.
2 – Sentir culpa o ira por este estado.
3 – En casos más complejos, alejarse de los hijos, no compartir actividades y momentos con ellos a causa de este sentimiento.

¿Qué hacer si este sentimiento es continuo y no cesa?

Pedir ayuda profesional. Los psicólogos afirman que la mayoría de los casos de burnout parental son cuadros pasajeros y hay que situarlos en momentos especiales y contextuales.

Lee también Yo la peor de todas

¿Has presentado estos síntomas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *